Simplemente EVITA

Simplemente EVITA

"Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más. Solo así construiremos la Argentina que deseamos, no para nosotros, sino para los que vendrán después, para nuestros hijos, para los argentinos de mañana"

"Cuando elegí ser Evita sé que elegí el camino de mi pueblo. Ahora, a cuatro años de aquella elección, me resulta fácil demostrar que efectivamente fue así. Nadie sino el pueblo me llama Evita."

"La patria no es patrimonio de ninguna fuerza. La patria es el pueblo y nada puede sobreponerse al pueblo sin que corran peligro la libertad y la justicia. Las fuerzas armadas sirven a la patria sirviendo al pueblo."

"El capitalismo foráneo, el capitalismo foráneo y sus sirvientes oligárquicos y entreguistas han podido comprobar que no hay fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos."

"Aparento vivir en un sopor permanente para que supongan que ignoro el final... Es mi fin en este mundo y en mi patria, pero no en la memoria de los míos. Ellos siempre me tendrán presente, por la simple razón de que siempre habrá injusticias y regresarán a mi recuerdo todos los tristes desamparados de esta querida tierra."

"El mundo será de los pueblos si los pueblos decidimos enardecernos en el fuego sagrado del fanatismo."

"Como mujer siento en el alma la cálida ternura del pueblo de donde vine y a quien me debo. "

"Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria."

Los redondos

miércoles, 24 de febrero de 2010

En 2010 recuperaremos 30 mil puestos de trabajo

Veintitres
Carlos Wagner
“En 2010 recuperaremos 30 mil puestos de trabajo”
Experiencia. Hace siete años que Carlos Wagner preside el sector de la construcción. Confía en crecer un 5 por ciento este año.
18-02-2010 /
El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción habla de por qué el sector cayó casi un 5 por ciento por la crisis internacional, pese a que la obra pública amortiguó la caída. Comenzó la reactivación.
Por Graciela Moreno
El sector de la construcción es uno de los que más reflejan lo que pasa en el país. Impactado por la crisis financiera internacional, recién en el último semestre del 2009 comenzó a recuperarse. Sin embargo, en el 2008 la Argentina tuvo el consumo máximo de cemento en toda la historia del país. Se despacharon 9.857.291 toneladas. Un insumo que sirve para medir los vaivenes del mercado ya que no se puede acopiar. Carlos Enrique Wagner, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción desde hace siete años, hace un análisis y adelanta sus expectativas.

–¿Cómo fue el 2009 para el sector?–
Por la crisis bajó en promedio casi un 5 por ciento y perdimos 60.000 puestos de trabajo desde el segundo semestre del 2008 hasta julio del 2009. Luego hubo un amesetamiento en la caída y ahora estamos en un lento crecimiento. Apenas comenzaron los rumores de la crisis, a fin del 2008, desde el Gobierno se lanzó el programa “Obras para todos los argentinos” que incrementó la inversión en obra pública e impactó favorablemente. Fue una idea contracíclica similar a lo que se hizo en todo el mundo. Se iba a invertir en el orden de los 10.000 millones de pesos adicionales, con fondos de la ANSeS y del sector privado. De esas inversiones se materializaron casi 5.000 millones de pesos el año pasado. El presupuesto de obra pública del 2009 era de 35.000 millones de pesos, se ejecutaron 36.500 millones por ampliación de obras, la ejecución de obra total fue del 98 por ciento. Por estas medidas se amortiguó la caída del sector; si no, hubiésemos caído más.

–¿Cómo esperan recuperar las fuentes de trabajo perdidas?–
A mediados del 2009 se empezó a reactivar el empleo formal. Estamos con un crecimiento del orden del 2 por ciento, sobre enero del año pasado. Ya recuperamos 5.000 puestos de trabajo. La expectativa que tenemos es volver a llegar al 2008, recuperar la actividad en un 5 por ciento. Compartimos la visión con la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland. Esto hará que en el 2010 recuperemos 30.000 puestos de trabajo.

–¿Cuánto representa la obra pública para el sector y cómo marcha la obra privada?–
La obra pública es el 30 por ciento del sector, el restante 70 por ciento es obra privada. Presupuestariamente, hay previstos 44.000 millones de pesos para la obra pública, lo que sería un aumento del 20 por ciento a lo ejecutado en el 2009. La obra privada también se empezó a recuperar. La gente que invierte en ladrillos, cuando hay incertidumbre no invierte más y se guarda los dólares en el colchón. Luego del conflicto con el campo, el sector ABC1 fue el primero en reactivarse. Por ejemplo, crece cada vez más la tendencia a construir departamentos de uno o dos ambientes en barrios cerrados. Ni Eduardo Costantini lo puede creer.
El problema de la vivienda de la clase media es el único que no se resuelve, porque los planes de vivienda oficiales para la clase baja siguen en marcha. Pero esperemos que el sector crezca este año.

–Se lo nota confiado...–
Soy ingeniero, analizo números. Para financiar la asignación universal por hijo y mantener un superávit primario positivo hacen falta los recursos.

Ergo, comprendemos que el Fondo del Bicentenario podría resolver el problema. Si es ley, si es DNU, no sabemos. Es el recurso disponible de menor costo que tiene el Estado para financiar el presupuesto, sin tomar préstamos ni pagar intereses. Cualquier alternativa sería más onerosa.

–¿Los empresarios del sector comparten su visión?–
Los constructores son optimistas, este es un sector de mucho riesgo, para estar en este sector hay que ser optimista. Del 2002 al 2008, crecimos a tasas chinas casi un 9 por ciento en promedio. Los desarrolladores invierten acá, hay obras en ejecución en todo el país. Veía el encuentro del presidente uruguayo, José Mujica, con los empresarios y pensaba que allá tienen una situación política más consolidada. La discusión política no es a muerte como es acá entre la oposición y el oficialismo, acá es insoportable.
También falta cerrar el tema canje, haber declarado el default tarde o temprano se paga, por eso las tasas del riesgo país siguen altas. Muchos invierten en Uruguay porque van a la Bolsa y emiten obligaciones negociables y consiguen financiamiento, o les dan préstamos. Los empresarios necesitan financiamiento, si el país pudiera reconstruir el crédito externo y consiguiera plata a tasas razonables crecería más. Hasta hubiéramos podido comprar Loma Negra y no dejar todo el cemento en manos extranjeras. Pero no pudimos.

–Muchos empresarios muestran buenos números en sus empresas y sin embargo se quejan. Parece un caso atípico.–
Los números son los números. La gente no cree cuando le digo que a la ruta 9 le faltan 40 kilómetros y está lista. La ruta 14 se está haciendo y se terminará para junio del año que viene y es una obra monumental. Hay muchos proyectos grandes que se están haciendo. Hace quince años que se intentaba hacer el levantamiento de la cota de Yacyretá y nunca se pudo. La línea que se está haciendo para unir el NEA con el NOA es muy importante. La planta potabilizadora que se hace en el Tigre y la planta de tratamientos de líquidos cloacales de Berazategui de AySA, son dos obras grandes. El plan de saneamiento integral está avanzando. Se puede discutir si se puede hacer más, se puede criticar, pero se hacen más cosas que en otros gobiernos.
Fuente: El Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada