Simplemente EVITA

Simplemente EVITA

"Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más. Solo así construiremos la Argentina que deseamos, no para nosotros, sino para los que vendrán después, para nuestros hijos, para los argentinos de mañana"

"Cuando elegí ser Evita sé que elegí el camino de mi pueblo. Ahora, a cuatro años de aquella elección, me resulta fácil demostrar que efectivamente fue así. Nadie sino el pueblo me llama Evita."

"La patria no es patrimonio de ninguna fuerza. La patria es el pueblo y nada puede sobreponerse al pueblo sin que corran peligro la libertad y la justicia. Las fuerzas armadas sirven a la patria sirviendo al pueblo."

"El capitalismo foráneo, el capitalismo foráneo y sus sirvientes oligárquicos y entreguistas han podido comprobar que no hay fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos."

"Aparento vivir en un sopor permanente para que supongan que ignoro el final... Es mi fin en este mundo y en mi patria, pero no en la memoria de los míos. Ellos siempre me tendrán presente, por la simple razón de que siempre habrá injusticias y regresarán a mi recuerdo todos los tristes desamparados de esta querida tierra."

"El mundo será de los pueblos si los pueblos decidimos enardecernos en el fuego sagrado del fanatismo."

"Como mujer siento en el alma la cálida ternura del pueblo de donde vine y a quien me debo. "

"Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria."

Los redondos

miércoles, 30 de junio de 2010

PRIMER ANIVERSARIO DEL DIA EN QUE NOS DIERON POR MUERTOS Y… NINGUN FESTEJO!!!

No eran aún las 12 de la noche del 28 de junio del 2009 y ya habían firmado el certificado de defunción del kirchnerismo. Desde ahí y durante meses el discurso del Gran DT fue repetido acríticamente por su “dream team” de periodistas y políticos. “El kirchnerismo es un proyecto agotado”, “Los Kirchner deberán negociar con la oposición para gobernar” o “El gobierno deberá ceder a los reclamos del campo” fueron algunos de los lugares comunes mas difundidos, generalmente con una sonrisa burlona en el rostro del entrevistado (y, generalmente, también del entrevistador).

La tardecita del 3 de diciembre, cuando se conformó el Grupo A en Diputados, fue el último gran día de gloria de quienes nos acusaban de no haber escuchado el “reclamo de las urnas” del 28-J.

Nestor y Cristina ya habían demostrado sobradamente su firmeza y capacidad de liderazgo desde el 2003 y, muy especialmente, cuando debieron mantener el rumbo tras la dura derrota por la 125. A poco de afrontar la mala noticia de las urnas, fue Nestor el que predijo el futuro. Palabras más, palabras menos explicó –para sorpresa de los Morales y los Magnetto- que el voto popular nos reclamaba “profundizar el modelo”.

Manteniendo el rumbo trazado del 2003 al 2007 respecto de grandes temas (superavit gemelos, obra pública, derechos humanos, unidad latinoamericana, generación de empleo, inversión en salud y educación, etc) la profundización anunciada caminó, en mi modesto entender, sobre dos grandes carriles.

Por un lado –y haciendo la mejor de las autocríticas, que es rectificar lo que aún está mal- se definió una agresiva política de mejoramiento de las condiciones de las familias de los trabajadores más castigados (los que menos cobran, los que están en negro, los desocupados). A los instrumentos ya empleados (aumentos salariales, de jubilaciones, de pensiones) se sumó la Asignación Universal por Hijo –que ya perciben más de 3 millones y medio de chicos y chicas- y las Cooperativas del Plan Argentina Trabaja –que ya tienen entre sus integrantes a más de 120 mil compañeros-.
Por otra parte, se lanzó una notable ofensiva para desmembrar estructuralmente el monopolio comunicacional de los grupos dominantes y, al mismo tiempo, a disputarle en lo inmediato el terreno de la palabra. La Ley de Medios, el Futbol para Todos, el mejoramiento ostensible de la Televisión Pública –con 6, 7, 8 a la cabeza-, la apertura de otros espacios amigables en otros medios, la Televisión Digital son algunas de las herramientas con las que se empezó a esmerilar el aislamiento comunicacional.

En el Bicentenario se exhibió un espíritu popular que dice bastante más que el orgullo que sentimos por esos 200 años y lo mucho que disfrutamos un evento excelente (por donde se lo mire). La alegría en las calles habla de un cambio en la subjetividad popular que, sin ser exactamente una manifestación oficialista, va claramente en línea –desde lo ideológico, lo cultural, lo político- con el proyecto liderado por Nestor y Cristina.

Con el tiempo tendremos más claro cuánto hay de “humor” y cuanto de conciencia nacional en lo que sucede, pero algo ya es seguro: Clarín y el Grupo A no quieren ni pueden brindar por el primer aniversario del día en que nos dieron por muertos. Tienen, cuanto menos, dos poderosas razones para dejar las copas guardadas.

Saben que Cristina va a hacer un gobierno tanto o mas kirchnerista en los próximos 18 meses, que el que se hizo desde el 25 de mayo del 2003 hasta acá.

Saben, además, que nuestro espacio político –como le gusta decir a la Presidenta- será un fuerte competidor en las presidenciales del año que viene.

Nosotros tampoco nos vamos a detener en un brindis.

Vamos a seguir gobernando, trabajando, militando, debatiendo para que cada día tengamos un pueblo un poco más feliz y una Argentina un poco más grande. Porque, como dijo el compañero Agustin Rossi: "Somos el único espacio político que está pensando en la Argentina del futuro y de construir todo lo que falta sin destruir lo conseguido".

GABRIEL LERNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada